arcoiris5ar

Me gustaría abrir este nuevo año con unas palabras de BRUNO BETTELHEIM, de su obra: “Psicoanálisis de los cuentos de hadas”. Quizás sea la mejor manera de reflexionar sobre lo realmente importante, lo que de verdad nos puede hacer sentir satisfechos con nuestra vida, ese sentimiento de tranquilidad y plenitud que conseguimos tener cuando estamos seguros de haber hecho lo que estaba dentro de nuestro alcance.

Encontrarle sentido a la vida tiene que ver con ese sentimiento de satisfacción, porque cuando lo encontramos nuestro estado de bienestar es total, hay equilibrio y armonia dentro de nuestro funcionamiento mental. Esto es así, no hay más (o por lo menos yo lo pienso así).

“Si deseamos vivir, no momento a momento, sino siendo realmente conscientes de nuestra existencia, nuestra necesidad más urgente y difícil es la de encontrar un significado a nuestras vidas. Como ya se sabe, mucha gente ha perdido el deseo de vivir y ha dejado de esforzarse, porque este sentido ha huido de ellos. La comprensión del sentido de la vida no se adquiere repentinamente a una edad determinada ni cuando uno ha llegado a la madurez cronológica, sino que, por el contrario, para obtener una comprensión cierta de lo que es o de lo que debe ser el sentido de la vida, significa haber alcanzado la madurez psicológica.

Este logro es el resultado final de un largo desarrollo: en cada etapa buscamos, y hemos de ser capaces de encontrar, un poco de significado congruente con el que ya se han desarrollado nuestras mentes. (…) Para alcanzar un sentido más profundo, hay que ser capaz de trascender los estrechos límites de la existencia centrada en uno mismo, y creer que uno puede hacer una importante contribución a la vida; sino ahora, en e l futuro. Esta sensación es necesaria si una persona quiere estar satisfecha consigo misma y con lo que está haciendo. Para no estar a merced de los caprichos de la vida, uno debe desarrollar sus recursos internos, para que las propias emociones, la imaginación y el intelecto se apoyen y enriquezcan mutuamente unos a otros. Nuestros sentimientos positivos nos dará fuerzas para desarrollar nuestra racionalidad; sólo la esperanza puede sostenernos en las adversidades con las que, inevitablemente, nos encontramos”.

Espero que te haya inspirado para comenzar una nueva etapa.

Abrazos.

Anuncios